El Juego 2

Paula seria a partir de ahora la “señorita” de Lucas, un niño tímido y retraído, que mirando por encima de sus gafas de gruesos cristales, saludo con un “ola”.

Hechas las presentaciones pasaron al salón principal de ese viejo caserón, que por lo que se apreciaba, pertenece a una familia burguesa venida a menos.

Fue solo entonces cuando Paula después de sentarse en una silla de estilo “ROCOCO”, comenzó a percatarse del color “ROSA”, que impregna toda la casa………..continuara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *